Aug 112022
 

Las cucarachas pueden ser una gran preocupación si se cuelan en tu casa. Estos insectos no solo son sinónimo de suciedad y mugre, sino que también propagan enfermedades y pueden desencadenar problemas de salud, como son el asma y las alergias.

Si quieres evitar que estos insectos tan detestables entren en tu hogar, te recomendamos usar las hojas del laurel para ahuyentarlas, pues su olor les resulta muy desagradable. ¡Existe un truco muy fácil! A continuación te enseñamos cómo usar laurel para espantar las cucarachas. ¡Toma nota!

LAUREL PARA LAS CUCARACHAS: CÓMO AHUYENTARLAS FÁCILMENTE

El laurel es un gran aliado en la cocina: sus hojas suelen utilizarse para potenciar el sabor de la comida y darle un gusto único a muchas recetas. Sin embargo, esta planta no sirve únicamente para cocinar: también repele muchos insectos como las cucarachas, los pulgones, las hormigas, las moscas, los mosquitos y las polillas.

No los mata, pero estos bichos perciben el olor que emite el laurel como algo irritante -de forma similar a como actúan algunos repelentes con los mosquitos-. Por lo tanto, el laurel ahuyenta las cucarachas, pero, ¿cómo deberías utilizar sus hojas contra ellas?.


Sigue leyendo para descubrir un truco muy sencillo si no sabes cómo acabar con las cucarachas de forma natural y sin usar productos químicos. ¡Fácil y económico!

CÓMO REPELER LAS CUCARACHAS CON LAUREL

El laurel es, junto a la albahaca, una de las plantas que ahuyentarán las cucarachas de tu cocina y evitarán su propagación. Las hojas de laurel secas conservan su fragancia hasta un año, pero las frescas tienen un aroma más potente y amargo que puede funcionar mejor para mantener alejadas a las cucarachas.

Estén secas o frescas, serán igual de efectivas para tu misión. Utilízalas de forma creativa y sencilla llevando a cabo estas ideas:

CREA TU PROPIO REPELENTE CASERO

Para ello, reúne entre 150 y 200 gramos de laurel y tritúralo en una trituradora de alimentos, una batidora o bien desmenuza las hojas poco a poco a mano.

Una vez tengas algo parecido a un polvo o trocitos muy, muy pequeños, deberías esparcirlos haciendo un caminito en los puntos estratégicos donde detectaste la presencia de estos molestos insectos.

Puedes limpiar antes estas zonas con vinagre blanco de limpieza, por ejemplo, para que la tarea sea doblemente efectiva.

REPARTE EL LAUREL POR LOS PUNTOS ESTRATÉGICOS

En segundo lugar, reparte las hojas de laurel por toda la casa donde veas que suelen aparecer las cucarachas, sobre todo en las zonas donde se prepara la comida y se come, como en la cocina y el comedor. También puedes llenar recipientes o cuencos abiertos con hojas de laurel, como si fuera un popurrí, y colocarlos donde sea necesario, como en las entradas de casa -puertas y ventanas-.

¡No te olvides del cubo de basura! Las cucarachas suelen colarse en los sitios más sucios, como debajo de este cubo. También puedes espolvorear dentro de los armarios, debajo de los muebles de cocina y detrás del frigorífico.

MANTÉN LIMPIA LA CASA

Las cucarachas entran en tu casa en busca de comida, y debes tener en cuenta que donde se sienten más seguras es en entornos sucios. Por eso mismo, es recomendable que mantengas tu hogar limpio lo máximo que puedas si suelen entrarte cucarachas.

Por ejemplo, barre el suelo del comedor después de comer, limpia la encimera después de cocinar, guarda los alimentos en fiambreras herméticas, lava cuanto antes los platos, ollas y utensilios sucios tras usarlos… Estas tareas son muy tediosas, pero te aseguramos que te ayudarán a mantener a raya las cucarachas. ¡Vale la pena intentarlo!

Tampoco te olvides de aspirar el suelo y fregarlo para ahuyentar las cucarachas, ni de limpiar los asientos de las sillas y del sofá de forma habitual. Al final, mantener limpia la despensa y los armarios de la cocina es algo básico para alejar cualquier insecto. Y, de paso, ¡puedes colocar estos trocitos de laurel en algunos de los estantes de tu cocina!